¿CÓMO ME HAGO DONANTE DE MÉDULA ÓSEA? #RetoUnMillon

¿CÓMO ME HAGO DONANTE DE MÉDULA ÓSEA? #RetoUnMillon

Muchos conoceréis ya a Pablo Raéz, un atleta marbellí que se está enfrentando por segunda vez a la leucemia. Desde que le fue diagnosticada la enfermedad en 2015, se ha esforzado, a través de las redes sociales, en concienciar a la población sobre la importancia de la donación. De momento ha conseguido que se dupliquen las donaciones en Málaga. Pero su reto es llegar al millón de donantes en España. Si tú también quieres ayudar a Pablo y a todos los que se encuentran en su situación, la mejor forma de hacerlo es difundiendo esta importante información.

¿Por qué se necesitan donantes de médula ósea?

Algunas leucemias y otras enfermedades de la sangre sólo pueden curarse si se realiza un trasplante para sustituir las células enfermas por otras procedentes de un donante sano. Las células madre producen todas las células de la sangre y pueden obtenerse de la médula ósea, de la sangre circulante o de la sangre de cordón umbilical. Cuando se implantan en otro organismo, lo repoblan por completo en pocas semanas.

¿Quién puede donar médula ósea?

Cualquier persona entre 18 – 55 años que no padezca ninguna enfermedad susceptible de ser transmitida al receptor (como el VIH o enfermedades autoinmunes) y que tampoco sufra ninguna enfermedad que se pueda agravar con la donación (por ejemplo una hipertensión o una diabetes mal controlada).

¿Cómo es el procedimiento?

Es mucho más fácil de lo que muchos creen. El interesado debe realizarse un análisis de sangre y los resultados entran en un banco de donantes. Si resulta compatible con un paciente, contactarán con él, pero en realidad las probabilidades son bastante bajas (sólo 1 de cada 500 donantes llegará a hacer efectiva la donación). Si se es compatible, en el 80% de los casos se trata de un proceso similar al de donar sangre, pero un poco más largo que el habitual. En el otro 20% las necesidades del enfermo requieren que la donación se haga a través de una intervención. Mucha gente piensa automáticamente en la médula espinal y se imagina grandes riesgos, pero en realidad la médula ósea se extrae mediante simples punciones en la cadera que sólo requieren un día de hospitalización.

Quiero donar médula ósea, ¿qué tengo que hacer?

Sólo tienes que contactar con el centro de referencia más cercano que encontrarás en este enlace y pedir cita. Puedes ampliar la información aquí.

Y recuerda: hacerse donante cuesta muy poco y puede salvar vidas.

Ilustración: www.andybaraja.com

2016-10-21T08:52:47+00:00 Septiembre 28th, 2016|