Medalla por la vida

Medalla por la vida

Es una realidad que el hecho de ganar,  en cualquier ámbito de nuestra vida, no es tan importante como el estar plenamente satisfechos por haber dado lo mejor de uno mismo y no habernos rendido ante la adversidad. Muchos de nosotros nos merecemos la medalla al luchador o al solidario, entre otras, nada más que por afrontar los obstáculos o apoyar a todo aquel que lo ha necesitado y lo necesita en los malos momentos, respectivamente.

Al fin y al cabo, la vida es como un juego en el que la probabilidad de ganar y de perder es la misma. No obstante, aunque algunos creamos en la suerte también es cuestión de arriesgar. Si no arriesgas, no estás luchando por lo que realmente quieres y entonces, será más difícil conseguirlo. Por ello, como quedan menos de dos semanas para la celebración de los Juegos Mundiales de Deportistas Trasplantados 2017, pensamos que ya es hora de que fijes tus motivaciones deportivas, solidarias así como de diversión.

En cuanto a las motivaciones deportivas, todos los participantes deberían de ganar la medalla al esfuerzo, superación e imagen de ejemplo para el resto de personas trasplantadas. De cara a las motivaciones solidarias, éstas van dirigidas tanto a las personas que participan en los Juegos como a las que asisten para animar y motivar a los deportistas. En este caso, tales personas deberían obtener la medalla al apoyo, compañerismo y a la concienciación. Por su parte, las motivaciones de diversión, van dirigidas tanto las personas trasplantadas como a sus familiares y a todos los voluntarios que estarán en los Juegos mereciéndose, por tanto, la medalla por exprimir cada momento y saborear hasta el último detalle de la vida.

En resumidas cuentas, está claro que en los Juegos se debe premiar a los deportistas con mejores resultados en cada prueba deportiva pero cabe añadir que nada más que por el hecho de ser un luchador en la batalla de la vida, te mereces tu medalla.

2017-06-15T08:23:01+00:00 junio 15th, 2017|