FRAN SANZ DÍAZ: “EL DEPORTE DEBERÍA SER PARTE DE LA MEDICACIÓN”

FRAN SANZ DÍAZ: “EL DEPORTE DEBERÍA SER PARTE DE LA MEDICACIÓN”

-¿Qué es para ti el deporte? ¿Qué papel juega en la vida de una persona que ha recibido un trasplante de algún órgano?
El deporte para mí lo es todo. Ha estado presente en mi vida desde que soy pequeño y antes, durante y después de mi enfermedad. Practicar deporte me ha ayudado no sólo a sentirme bien por fuera, también por dentro. Me ayuda a centrarme en las cosas que verdaderamente importan. Es el mejor tratamiento que existe para cualquier enfermedad y siempre ha sido mi motivación. El deporte debería ser parte de la medicación. Así como debemos tomarnos los inmunosupresores para evitar el rechazo, el deporte también debe ser parte del tratamiento.

-El año pasado te convertiste en el atleta trasplantado más joven de la Historia en completar un IRONMAN (la prueba más exigente del triatlón). Cuéntanos, ¿cómo viviste esta experiencia?
Quizá no es la prueba más dura a la que me he enfrentado; vivir una insuficiencia renal, un trasplante y luchar día a día para estar mejor sí que es una prueba difícil. En el triatlón, quizá el IRONMAN es una de las más duras que existen, o al menos eso dicen muchos. Para mí, fue un reto más, una meta que tenía que conquistar para seguir creciendo como deportista y como persona. Fue duro, pero si la diálisis no pudo conmigo, esto tampoco.
La preparación lo es todo, la mente es mucho más fuerte de lo que creemos y la felicidad de alcanzar la línea de meta es genial. No pude conquistar ese reto sin mi donante, sin mi familia y amigos que siempre me han acompañado en mi enfermedad, sin un sistema sanitario que funciona, y sobre todo, sin esa familia que aceptó decir sí en el peor momento. Cruzar la meta con eso en mente hace que todo, todo lo que hagas, valga la pena.

-Por supuesto te esperamos en los World Transplant Games 2017, ¿cuántas medallas vas a colgarte en Málaga?
Ahí estaremos en Málaga, no sólo para representar con orgullo a mi país. sino también para disfrutar y compartir experiencia con todas las personas que como yo, hemos pasado por un trasplante de órganos. ¿Las medallas? Vaya, difícil de decir, no me mojo. Sólo quiero pasarlo bien y crear conciencia de que la donación de órganos nos da una segunda oportunidad de vida.
Lo que más me gusta de practicar deporte y de que existan este tipo de pruebas, es saber que otras personas en la misma situación tienen una referencia para animarse a dar el paso y mejorar su calidad de vida. Nunca puedes llegar a imaginar lo que puedes hacer gracias al deporte.

-¿Qué mensaje lanzarías a aquellas personas que van a enfrentarse a un trasplante?
Que no están solos. Cuando enfermé y me trasplantaron creía que era la única persona en el mundo que pasaba por eso. Poco a poco descubrí que hay superhéroes en todos los rincones del mundo. Luchan, entrenan y conquistan grandes retos como terminar un ironman, correr veinte minutos o subir las escaleras de su casa. No importa si el reto es grande o pequeño, nadie se compara con nadie y lo importante es disfrutar, agradecer y vivir esta segunda oportunidad. Y qué mejor que haciendo lo que más te gusta, el deporte.
Cuando enfermas aprendes a ser paciente, a valorar los pequeños detalles que a simple vista no tienen importancia incluso en los momentos más duros. Animo a todas las personas que están pasando por una enfermedad a que no decaigan, que se mantengan positivos y que tomen la paciencia como estandarte. A todos nos llega nuestra segunda oportunidad.

2017-02-01T14:42:08+00:00 febrero 1st, 2017|